La directora general de The Guardian y líder de IWF México, Bárbara Anderson, nos comparte su más reciente entrada, en la cual aborda el nivel y la situación en la que se encuentra México y 136 países más respecto al manejo de la pandemia por el virus Sars-Cov2, de acuerdo al último informe de la firma de investigación de mercados Gallup World Poll

A continuación, presentamos la entrada completa:

“Es muy probable que, de todas las regiones a nivel global, América Latina y Europa del Este luchen a largo plazo para lidiar con rebrotes y retrocesos en la lucha contra la pandemia de COVID-19”, arranca el informe que combina los resultados de dos sondeos internacionales que hace esta firma de investigación de mercados: el Gallup World Poll y Wellcome Global Monitor. Para tener datos más certeros (y deprimentes) sumaron datos del Índice GINI -que mide la desigualdad de ingresos-, los gastos en salud por país, ambos del Banco Mundial.

La muestra incluye a 137 países y ‘la puntuación’ es del 0 al 100, donde los valores más altos representan a las economías más afectadas en la actualidad por la crisis sanitaria y que más difícil tendrán su salida de esta coyuntura inédita.

El país mejor rankeado fue Noruega (con 26 puntos) y el peor Ucrania (con 74).

La media mundial es de 53, un mitad de tabla que revela lo poco preparados que estuvieron todos los países ante la pandemia del siglo.

De los 27 países donde peor está siendo manejada la crisis sanitaria, todos se encuentran en tres regiones tan lejanas en distancias pero tan parecidas en desigualdad: Latinoamérica, Europa del Este y el África Sub-sahariana.

Las peores calificaciones después de Ucrania son para Brasil (71), Venezuela (69), Perú y Colombia (66).

Mientras el promedio de América Latina es de 53 puntos, México queda a mitad de tabla con 58 puntos dentro de este índice. Nos superan en manejo de la pandemia Uruguay, Costa Rica, República Dominicana, Jamaica, Argentina y Paraguay.

México tiene la misma calificación que Camerún, Guinea, Croacia y Lituania.

Estamos en el triste ranking de la Johns Hopkins University de los países con la mayor letalidad per cápita por el virus Sars-Cov2, “a pesar de que muchos de estos países como Brasil (y México), podrían tener cifras más altas que no se pueden reflejar debido al bajo nivel de test que se realizan en la población”, agrega el informe de Gallup.

Lo que muestra este informe es que no se trata solo de gasto en salud, de la inversión que cada país haga sino en el manejo de la crisis poniendo en primera linea de atención a los grupos más vulnerables y con mayores índices de desigualdad de cada país.

Y como ejemplo pone a Estados Unidos, que es el país que mayor inversión en salud per cápita ostenta en el mundo y que sin embargo suma 350 mil muertos por Covid-19, versus otros países con menor inversión en el sector como Uruguay que solo suma 251 muertos a la fecha.

Más allá de la desigualdad, de los altos niveles de pobreza y de la baja inversión en sus sistemas de salud, lo que ‘unifica’ a México con sus países pares en Europa del Este y África es la baja confianza que la población tiene de los datos oficiales que revelan las autoridades a cargo de la pandemia. Esa falta de confianza se traduce en descreimiento y el paso siguiente es el bajo apoyo de la población a las medidas que tomen los funcionarios.

¿Les suena este análisis final de Gallup? Seguro que en las costas de Oaxaca aún no.