Queridas amigas:

Hoy, antes de la cena navideña, quiero aprovechar para desearles lo mejor en el año venidero para cada una de ustedes y para sus familias. Deseo que tengamos salud sobre de todo. Deseo también que vuelvan los abrazos y las mesas largas, que podamos perder el miedo a compartir, que la solidaridad, la generosidad y la confianza en el mañana nos mantengan cercanas, que la entrañable amistad que nos une se revitalice, en fin, que regresen los encuentros mirándonos a los ojos y tocándonos con el corazón.

No se olviden que para cada una de ustedes hay un pequeño regalo que tiene Evelyn con una tarjeta que personalicé una a una, escríbanle y pónganse de acuerdo para recogerlo en su casa, está muy lindo y va con enorme cariño. No quisiera que se queden sin recibirlo (¡Evelyn tiene todavía como setenta regalos personalizados!).

Por otra parte, el Covid ha marcado un antes y un después en nuestro tiempo. Sin duda este 2020 ha sido un año de enormes desafíos individuales y colectivos, de retos para la humanidad entera, de pérdidas y oportunidades y, para nuestro Foro, ha sido un año de reinvención. Este grupo increíble, mujeres talentosísimas e imparables, ha demostrado su fuerza solidaria e inspiradora, la capacidad de sumarnos para causas nobles, también para la amistad.

Sin duda aún hay mucho por hacer, para mostrar nuestra fuerza, para tender manos de ayuda, para servir como puentes de apoyo a otras mujeres, para trabajar por México… Y no quitaremos el dedo hasta lograr generar cada día un impacto mayor.

El año que entra, además del Networking que logramos con nuestros chats y la fuerza de las redes, además de los zooms, los dine arounds y las mesas de interés (seguiremos con el balance invitando científicas, políticas, empresarias, emprendedoras, mujeres de la cultura, etc…), quisiéramos añadir una vertiente más de trabajo en conjunto.

Me refiero a lanzar una especie de mentorías para apoyarnos y empoderarnos, es decir pequeños grupos para trabajar problemáticas y retos de las socias en estos tiempos complejos y para los que requieran consejo o dirección, pelotear ideas y pensar fuera de la caja con el apoyo de amigas. Les comparto esta idea que apenas comienza a desarrollarse en nuestras mentes, si tienen ideas para sumarse como mentoras o como sujetos de mentoría no duden en escribirme.

Reciban un abrazote con todo mi cariño y mis mejores deseos,

SILVIA CHEREM S.
Presidenta IWF México