Ingrid Motta, miembro de IWF México, escribió para la Revista Etcétera un artículo que analiza la importancia de la información falsa y sin análisis en la actualidad. La autora nos invita a reflexionar acerca de la carga de novedad e importancia de las falsas noticias como “problema comunicacional de grandes proporciones” que ha tomado especial relevancia durante la emergencia sanitaria por Covid 19. 

La autora señala que “hoy, gracias a la tecnología globalizada, el potencial de la propagación de noticias falsas se vuelve casi imposible de frenar.” Y nos comparte que, tomando en cuenta dicha problemática, la plataforma de “Twitter inició un experimento para que la gente lea el contenido de las notas informativas antes de poderlas compartir.”

Y los resultados son favorables puesto que los usuarios abren artículos un 40% más a menudo después de ver el mensaje para cambiar la perspectiva “Leo, luego tuiteo”.

Ingrid Motta nos comparte sus recomendaciones para compartir contenido de manera responsable: 

  • Revisar lo que vas a compartir, sin sólo leer el título de la nota
  • Asegurar que venga de una fuente fidedigna
  • Verificar los sesgos informativos hacia un tema
  • Confirmar que no esté creada para generar atención para el robo de datos de los usuarios
  • Analizar con más profundidad la postura que estás haciendo hacía un asunto en particular en tus canales digitales.

Además, la autora nos reflexionar acerca de la importancia de las redes sociales en la opinión pública: “Los mensajes que compartes en tus perfiles permiten captar la atención de tus lectores, saber cómo piensas, cómo te comportas social y tecnológicamente, así como tu capacidad de análisis de información para la toma de propias decisiones personales y profesionales.”

Finalmente, Ingrid Motta nos comparte su visión a futuro que consiste en compartir contenido de valor en redes sociales para que los algoritmos se ajusten y el comportamiento de los usuarios represente un gran progreso encaminado a la empatía y la salud emocional con el fin de “ hacer de las redes sociales un lugar más confiable y seguro.”