Rosario Guerra, miembro del IWF México, nos comparte su columna de opinión escrita para El Financiero titulada “De fideicomisos y lealtades ciegas” en donde aborda la problemática que surgió respecto a la iniciativa de Morena por “disponer de otros 101 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar, que la SHCP dispusiera de ellos, supuestamente para regresarlos a Salud”.

“Morena retiró su propuesta y la oposición pidió un debate por cada fideicomiso en lo particular, que seguramente llevará horas. El costo político es fuerte, pero más lo será el costo social que deja sin atención a miles de personas de grupos vulnerables.”, declara la autora. 

Guerra explica que “el fideicomiso se reguló y tiene como principal ventaja que atiende un solo objetivo, y puede programar acciones en forma multianual, según la decisión del comité técnico y sus reglas de operación. Generalmente los preside un secretario de Estado o su suplente, un subsecretario y participan las instituciones involucradas en el tema. Algunos tienen consejeros externos. Son auditables por la ASF y el Congreso define los montos presupuestales que se les asigna según resultados. O sea son los secretarios quienes influyen en las decisiones de los fideicomisos públicos”.

Actualmente desaparecen 169 fideicomisos, de los cuales, el monto aproximado oscila entre 68 mil millones de pesos “que pasarían a la Tesofe para que la SHCP haga uso de los recursos, según lo determine el presidente AMLO, conforme las reglas del PEF. Es decir, su destino será incierto”. 

La autora comparte su opinión respecto al contexto actual: “así las cosas, la lealtad ciega que pidió AMLO se honra por Morena, aún cuando se afecten a los beneficiarios de los programas, sin un análisis objetivo de cuáles deberían permanecer”.

Finalmente, la autora concluye su análisis mencionando “Si la respuesta a las críticas sigue siendo la polarización y la descalificación de medios y periodistas, la democracia se va a desdibujar y no vemos una oposición activa que pueda resolver el problema de la falta de contrapesos, aunque en esta ocasión lograron frenar el acceso de AMLO a los fondos de salud. ¡Enhorabuena!”.