El IWF México realizó un evento en torno a la violencia el pasado 30 de noviembre a través de Facebook Live. Sandra Lorenzano, quien es una reconocida poeta, narradora, ensayista mexicana y #EsLíderIWFMéxico fue la coordinadora de la mesa en torno a la violencia de género. 

Para dar inicio a la transmisión la presidenta del IWF México, Silvia Cherem dio un breve contexto sobre cómo la violencia hacia las niñas y mujeres es una de las violaciones a los derechos humanos más grave que existe hoy en día, presentando a sus compañeras, Sandra Lorenzano, Wendy Figueroa, Yndira Sandoval y Dulce María Sauri. 

A lo largo de la transmisión estas poderosas mujeres abordan a profundidad el tema de “NO más violencia de género” exponiendo el problema con datos oficiales y cifras sumamente altas, a fin de explicar la gravedad de la violencia en el país. 

Wendy Figueroa, quien es psicóloga feminista, con más de 20 años de experiencia en la defensa de los derechos humanos y directora de la Red Nacional de Refugios para mujeres víctimas de la violencia, habla de como el tema que están abordando es un motor y una aspiración para lograr el cambio en el país y en cada una de las mujeres, para con esto lograr que ni una más pase por el camino de la violencia. 

Por otro lado, Yndira Sandoval, politóloga feminista, defensora de los derechos humanos, co-fundadora de las Constituyentes Feministas MX e impulsora de Feminismocrasia: El régimen de la nueva normalidad, agregó a la postura de Wendy Figueroa que no es sólo una aspiración sino es una exigencia erradicar esta emergencia nacional que ha arruinado la vida de una enorme cantidad de mujeres en la país.  

Dulce María Sauri, líder IWF México y diputada federal por el estado de Yucatán, quien fue vicepresidenta de la mesa de directiva del primer y segundo año de legislatura, actualmente es presidenta de la Cámara de diputados y fue la primera Gobernadora mujer de Yucatán, considera que las violaciones en contra de las mujeres y las niñas son producto del abuso de poder y sobresalta como la transformación de la cultura puede ser la clave para la eliminación de este problema. 

El evento que se sintonizó es un claro ejemplo del arduo trabajo que han estado haciendo las integrantes del IWF México y cómo la unión, dedicación y pasión de un grupo de mujeres pueden llevar a hacer un verdadero cambio en la sociedad. La mujer no es una propiedad, la mujer no es menos, sigamos luchando juntas por la erradicación de la violencia de género.